Evocacion de juventud

Me traes la luz,
me traes el color amarillo
y el cielo azul,
me traes los gritos de los hombres jugando en el bar,
y el calor del verano, el calor del verano.

Vuelven
los sentimientos recién heridos,
las ansias recién abiertas,
las ansias recién abiertas limpias y humeantes.

Ahora
que tengo tantos años,
ahora
que estoy tan cansado
me traes,
y vago por las calles vacías,
sin gritos ni voces,
sin que los recuerdos se atrevan a decir una palabra,
o quizás expectantes
para asaltarme como asesinos salvajes.

Ahora
me traes la luz de nuevo,
el color amarillo, el cielo azul,
el cielo azul tan limpio,
el monte al fondo verde y ocre,
imagen para siempre de mi juventud.

Ahora
que la piel de mis manos hace arrugas,
Ahora
que el fulgor de tus ojos
solo tendrá un momento para mi,
que la caja abierta de mi pecho
solo tiene un verso en las paredes,
y una ventana para contemplar el cielo.

Ahora
que ya se que es imposible volver atrás,
que cada día resta.
Ahora
me vuelves al corazón
y lo inundan
la luz,
el color amarillo,
el cielo azul,
el cielo azul tan inmenso.

Vuelves ahora
juventud perdida.
Ahora juventud huida,
no se
si para dar a mi alma anhelo,
si para dar a mi ánimo sustento,
no se
si para dar a mi destino consuelo.
Vuelves
al hueco de mi corazón,
sin pedir perdón,
como el pájaro que hace nido en el árbol,
sin ningún consentimiento.