Ocaso 3

Se marcha el día.
Se marcha el día por el otro lado.
Se marcha
condescendiente con los ojos humanos.
Se marcha dejando
un ramillete de oro,
dejando
un sentir,
un calor ensimismado…
Se marcha el día
abandonando
mi corazón emocionado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s