Monstruo masculino

Hombre; masculino singular.
Hombres; masculino plural.
Un hombre puede ser todos los hombres.

Atrévete a decirlo.
Vamos,
atrévete a decirlo.

“No me importa la sangre derramada
de ese negro bastardo,
ni la de ese pobre diablo
del suburbio.
Ni esos mocosos famélicos
que exhiben su sufrir en el telediario.”

¡Vamos, vamos!
¡Atrévete a decirlo!

“No me importa la sangre derramada
del que no es de mi grupo,
del que no es de mi puño,
del bastardo que no grita
lo que yo grito.”

Atrevete a decirlo.
Vamos.
¡Dilo, dilo!

“Me deleito con la mueca angustiada
de la pobre esclava
que me vende su cuerpo
para que me regocije en su sufrimiento
abusando de su sexo.
Solo porque tengo el dinero.”

Vamos.
¡Dilo, dilo!
¡Dilo!

“Gozo del horror de su rostro,
me excito cuando la golpeo
la humilló,
se me pone como una estaca
y solo pienso en penetrarla
hasta la muerte.”

Dilo, dilo…

“Yo soy el que manda,
yo el que decide quien come y quien habla.
Yo soy el macho de la manada.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s