Casa y Olvido

Si abandonas la casa
callarán las puertas,
se apagarán las piedras.
Si abandonas la casa
se irán, se irán…
Ya blanquean las fotografías por los pasillos,
se desvanecen los rostros.
No dice nada
la mancha de vacío donde los ojos.
No dicen nada
los labios que se difuminan.
Desaparecerá, desaparecerá…
Ya se han descolgado los cuadros.
Solo la pared blanca,
el suelo de frío terrazo.
Si abandonas la casa
se perderá, se perderá…
No se sabrá donde guardaba los libros,
las recetas de cocina.
La historia inconfesa, las terribles secretos
serán esparcidos al viento.
Si abandonas la casa,
si te vas con tus ojeras y tu socavón en el alma,
se desvanecerá, se desvanecerá,
se disolverá en el aire.
Las piedras han abandonado el musgo,
las maderas sus telarañas.
¡Recuerda, recuerda!
Que fue de aquella infancia,
de aquella fiebre de mayo.
Se perderá el recuerdo de los dedos en lo oscuro.
Ya no viene el agua del arroyo,
no se escucha la paloma.
¡Recuerda, recuerda!
O se marcharán los fantasmas,
se irá la memoria
a un lugar sin regreso,
sin puerta,
sin ventanas para mirar al cielo.
¡Recuerda, recuerda!
La senda de la abuela,
el olor de la tarde y cuando la noche…
¿Qué ocurría cuando la noche,
que chispas, que luces, que sombras?
¡Recuerda, recuerda!

Safe Creative #1612120101568