Habla Fuerte

Súbete a una escalera,
hasta arriba,
estira la mano e intenta coger una estrella.
No importa si no puedes.

Extiende tus manos,
con las palmas al cielo,
implorantes, abiertas.
No importa si quedan vacías.

Coge tu corazón,
divídelo en cuatro partes
y ponlo a levitar encima de la mesa.
No importa si pierdes mucha sangre.

¡Habla fuerte!
¡Que se te oiga!

Que te oiga el tendero,
que te oiga el policía,
que el asesino de la esquina te oiga también.

Que te oiga tu mujer o tu hombre,
que te oiga tu hijo,
que el vecino que no saluda responda por fin.

¡Que se te oiga!

Que se rompan piedras.
Que se hagan eco de tu voz los muros.
Que se hagan eco de tu voz los cielos.
Que salga el sol, que florezca la luna.

Que nazca un río,
que corra el río,
que se desborde,
que inunde el mar, provoque tempestades.

¡Que se te oiga!
¡Habla fuerte!
¡Habla fuerte de una vez!

© Juan José Ayuso Martínez

Un comentario en “Habla Fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s