Perro, perrillo

mini
Mini, con su cachorro

No pocos de nosotros hemos vivido toda su vida, desde que llegaron como cachorros, hasta el día en que murieron.

¿Que enseña un perro?
Cuando era juguetón…
¿Qué al morir?

Siempre suele haber algún perro acompañando al mendigo, al anciano, al solitario…

¿Qué tienes tú?
¡Consuelo al viejo das
amigo perro!

Mientras conduzco asisto, de huesos y entrañas, al mas horrible aquelarre…

¡Atropellado!
Lo que se ve en mis ojos
¿No está en los tuyos?

Y viene a nuestro lado, solo porque sí…

¡Corre conmigo!
Por el camino fiero,
corazón fiel.

© Juan José Ayuso Martínez. La foto es de Mini, la perra que tuvo mi hermana.

Haikus III

estrella

 

 

 

 

 

1

Noche estrellada;
lienzo que vendes mundos,
fulgentes joyas.

2

Manto de estrellas.
fragor contra las rocas,
suave en la arena.

3

Viento que todo
barre y arrastra. Anhelo
de hojas nuevas.

4

Esta tu lágrima
perla, gota de luna
es de tu alma.

5

¡Estate atento!
Con muy leve sentir
susurra el ángel.

© Juan Jose Ayuso Martínez

Haikus II

¡Negro asfalto!
Grietas serán tu ruina;
la hierba saldrá.

¡Hay luna llena!
Cuando se marche el hombre
vendrá el lobo.

Caí al infierno
el día que te fuiste,
¡Corazón blanco!

Piar de gorrión,
leve gemir,  encienden
mi corazón.

Luz azul mar,
luz azul de tus ojos;
indistinguibles.

¡Tu ponte cómodo!
Es para ti el mundo
casa, viajero.

© Juan Jose Ayuso Martínez

Haikus

1

Reluce blanca
detrás de la montaña;
luz que acecha.

2

Cualquier lugar
estando tú conmigo,
es paraíso.

3

Aire y palabras;
para decir “te quiero”,
sobran y bastan.

4

¡Es Primavera!
Y traes en la mirada
puñal que hiela.

5

Rencor profundo;
negro y voraz incendio
lo nuestro quema.

6

Entre cenizas,
sin saber si esperanza,
crece la flor.

© Juan Jose Ayuso Martínez